Los hermanos Martínez, miembros del trío Yahritza y su Esencia se han convertido en una herramienta para educar a los niños, según se ha podido ver en un video de TikTok que se ha hecho viral.

Y es que estos artistas estadounidenses de padres mexicanos se han convertido para muchos en el ejemplo de lo que no se debe hacer, en lo que se refiere a respetar y mantener la cultura latina.

Loading the player...

Yahritza y su Esencia en el ojo del huracán cultural

Muchos mexicanos han puesto su lupa sobre los artistas desde que en una entrevista reciente hicieron algunos comentarios desafortunados sobre su primera visita a la Ciudad de México. Mientras que Yahritza lamentó despertarse allí al arrullo de trafico y sirenas, sus hermanos confesaron que preferían la comida de su ciudad en el estado de Washington, donde vivieron toda su vida.

Las declaraciones fueron tan polémicas que el grupo registró una fuerte caída de seguidores en sus redes sociales y el tornado de críticas solo se calmó parcialmente hasta que se disculparon.

Los detectives del escándalo

No hay duda que el escándalo vende, así que los investigadores de las redes sociales se dieron a la tarea de buscar otros momentos en los que los hermanos hayan “fallado” en su mexicanidad. 

A pesar que hablan español y se han dedicado a la música mexicana, Yahritza y sus hermanos han nacido y crecido en Estados Unidos. Obviamente, habrá diferencias culturales con los chicos que han pasado toda sus vidas en América Latina. Una de ellas es que no disfrutan del concepto de “refresco en bolsa”.

¿Cuestión de gusto o cultura?

Para evitar que sus pequeños “sean como Yahritza y su Esencia”, padres mexicanos lanzaron un reto para ver cómo sus hijos reaccionaban al refresco en bolsa y se ha viralizado. En Tiktok y otras redes sociales se puede ver a decenas de niños probando la soda de esta manera.

La polémica en torno a Yahritza y su Esencia ha provocado además una interesante conversación sobre qué significa ser latino y/o mexicano, independientemente de dónde se haya nacido. Incluso, algunos lo han igualado a la discusión de la importancia de hablar español, a la hora de representar a la cultura latina.

Un efecto superficial

A pesar de la reacción inicial a estos percibidos insultos a los mexicanos, las redes de Yahritza y su Esencia han recuperado sus números iniciales y las entradas a su próxima gira “Obsessed” se siguen vendiendo. Su música sigue con la misma popularidad.

El efecto parece haber sido positivo. ¿Será que es cierto eso de que lo importante es que se hable de uno, bien o mal? Este caso sugiere que sí. El video de su canción “Frágil” con Grupo Frontera ya ha superado las 122 millones de visualizaciones.