En el vasto mundo de la música y la cultura, a veces un comentario puede desencadenar reacciones que trascienden más allá de lo esperado. Tal fue el caso de los hermanos que forman el trío de música mexicana Yahritza y su Esencia. 

Yahritza, Jairo y Armando Martínez recientemente hicieron declaraciones desafortunadas sobre México, su comida y ciertas particularidades, lo que ha provocado una explosión en cadena en las redes sociales.

Loading the player...

Primero fue la indignación y los pedidos de cancelamiento. Después comentarios racistas y luego una de las icónicas piñatas de la Piñatería Ramírez de Reynosa, Tamaulipas, que hasta ha causado más revuelo que las propias palabras de los artistas.

Inexperiencia y honestidad

Estos jóvenes nacidos en Yakima, estado de Washington, pero con raíces profundamente mexicanas, viajaron a México la semana pasada para promover su participación en el Festival Arre y su primera gira musical.

Ante la pregunta de cómo los había tratado la Ciudad de México, los chicos se quejaron de la comida, mientras que con la honestidad de una chica de 16 años recién cumplidos, Yahritza se sorprendió de que “cuando me despierto lo que oigo son sirenas”.

Los comentarios cayeron mal entre los mexicanos. Tanto que la chica perdió más de 200.000 seguidores en Instagram y la banda se quedó sin cinco millones de seguidores en TikTok, aunque ya han comenzado a recuperarlos.

Los hermanos se apresuraron a disculparse oficialmente y las cosas parecieron mejorar, al punto de que esta semana llegaron al primer lugar de la cartelera de música mexicana de Billboard con su canción “Frágil” con el grupo Firme y se anunció una colaboración con la Banda MS.

Yahritza y su Esencia, y la piñata de la discordia

En todo esto, la siempre oportuna y creativa Piñatería Ramírez de Reynosa, Tamaulipas, decidió sacar a relucir su ingenio y creó piñatas inspiradas en Yahritza y su Esencia. Un gesto que muchos vieron con humor, pero que no estuvo exento de críticas.

Como bien se sabe, la piñata es una tradición profundamente arraigada en la cultura mexicana. Originalmente usadas en festividades religiosas, las piñatas se han transformado y adaptado a la cultura popular, siendo ahora también un reflejo satírico de personalidades y eventos actuales.

La Piñatería Ramírez ha sido particularmente conocida por su habilidad para captar el pulso de la actualidad y transformarlo en coloridas creaciones. Pocos se han salvado de ver sus crisis o triunfos convertidos en una de esas figuras de cartón y papel. Por lo general, los piñateros transforman una ola de memes en una de sus creaciones.

El diseño de Yahritza y su Esencia incluía elementos como nuggets y patrullas, haciendo referencia directa a sus comentarios. Además, los hicieron con la piel oscura y les vistieron con taparrabos.

Acusaciones de racismo

Las redes sociales se inundaron de opiniones, muchas de ellas celebrando el diseño, pero otras criticando la representación de los artistas, acusando a la piñatería de racismo.

El debate sobre si esta representación fue racista o una sátira provocadora se extendió rápidamente. Muchos señalaban que, aunque los comentarios del grupo fueran desacertados, no justificaba burlarse o humillarlos, menos aún teniendo en cuenta que son jóvenes y que era su primera interacción masiva con medios mexicanos. Entre los más críticos están los que aseguran que la forma en la que la piñata está hecha es un reflejo de los 500 años de colonización de América Latina.

La Piñatería Ramírez, por su parte, no se ha pronunciado oficialmente sobre las críticas. Sin embargo, su historia con piñatas polémicas es larga, habiendo creado diseños inspirados en otras celebridades como Laura Bozzo, Gabriel Soto, Vicente Fernández, El Chapo Guzmán y Kate del Castillo y muchos más.

La historia de Yahritza y su Esencia y su encuentro con la tradición de las piñatas es un recordatorio del poder del arte y la cultura para reflejar, comentar y a veces, criticar la sociedad en la que vivimos. Una piñata, en este caso, sirvió como espejo de una controversia que, más allá de la música, toca temas de identidad, respeto y entendimiento cultural.

Por su parte el trío parece haber dejado el episodio atrás. Ya ha anunciado un nuevo tema con Banda MS.

Además, se preparan para comenzar su “Obssesed Tour”, el primero de su joven carrera.