Luis Miguel nunca recibirá un trofeo como padre del año. Si hay una crítica que se le hace colectivamente a El Sol de México ha sido su pobre desempeño con sus hijos. Sin embargo, el fin de semana pasado se ha reivindicado un poco al asistir a la boda de cuentos de hadas de su niña mayor.

Y es que en un hermoso hotel/finca de la Toscana italiana, su hija Michelle Salas lo convirtió oficialmente en suegro. La empresaria, modelo e influencer se casó ante 200 de sus personas más queridas con el venezolano Danilo Díaz Granados.

Loading the player...

Luis Miguel hizo un gran esfuerzo

Como escenario de su boda, Michelle escogió el hotel Il Borro. El paraje es bucólico, romántico y mágico. Todo lo que se le puede pedir a la boda ideal. Es propiedad de la familia Ferragamo, la misma que tiene la casa de moda de lujo. En el lugar hay un viñedo, se puede pasear a caballo y la propiedad parece un castillo medieval.

Sin duda, es precioso. Pero, está situado a más de cinco horas de manejo desde Roma y casi tres desde Florencia. Esas son las ciudades más cercanas con un aeropuerto internacional. Obviamente, su ubicación no es muy conveniente para un viajero apurado. Para llegar hace falta tiempo y eso es lo que lo que no tenía El Sol.

Luis Miguel se despidió del público de Miami, donde tenía su segundo concierto, a eso de las 10:30 pm del viernes. Debió hacer malabares. Llegó al hotel poco después del mediodía, hora local. Entre Miami e Il Borro hay seis horas de diferencia.

Aunque se desconocen los detalles de su itinerario. Sin embargo, se sabe que el cantante llegó en helicóptero. Estaba acompañado de su pareja, la diseñadora Paloma Cuevas. No debe haber sido fácil. Aunque parece lo mínimo que debe hacer un papá para llegar la boda de una hija, estamos hablando de Luis Miguel.

@latinus_us

Luis Miguel llega en helicóptero a la boda de su hija Michelle Salas, en Italia. #Latinus#InformaciónParaTi

♬ sonido original – Latinus – Latinus

El gesto de Michelle Salas con Luis Miguel

El plan original era que Stephanie Salas, quien crió a Michelle como mamá soltera, la llevara hasta el altar. Pero, según la revista mexicana Quién, la también artista acompañó a su hija hasta la mitad del camino. Allí, Luis Miguel agarró la posta y fue él el que la entregó a Danilo Díaz.

Se cumplió con la tradición y debe haber ganado bastantes puntos con Michelle, quien ha dicho en muchas oportunidades que su mamá fue madre y padre. Cuando la niña nació Stephanie Salas, quien es hija de Sylvia Pasquel y nieta de Silvia Pinal, tenía apenas 15 años de edad.

La boda del año

Las celebraciones nupciales de Michelle Salas y Danilo Díaz Granados duraron tres días. El viernes, los novios ofrecieron un coctel preboda, en el que la novia lució espectacular su primer diseño a la medida de los diseñadores italianos de la casa Dolce & Gabbana.

Las fotos oficiales fueron vendidas en exclusiva a la revista Vogue México Latinoamérica. Todos los detalles fueron cuidados a lo máximo. Aunque Luis Miguel no aparece en ninguna de las imágenes, la novia sí habló de la felicidad de estar acompañada por “mis papás”.

Entre los invitados estuvieron también Humberto Zurita, quien es la pareja actual de Stephanie Salas y Camila Valero, la hermana menor de la novia. No se mencionaron para nada, Miguel y Daniel Gallego, los hijos de Luis Miguel con Aracely Arámbula.

También estuvieron los padres del novio y los amigos “que son la familia escogida”, según dijo Michelle Salas.

Los novios partieron ayer, domingo, para su luna de miel, cuyo destino no fue revelado.