Este 8 de noviembre se celebran las elecciones intermedias en los Estados Unidos. Se trata de una participación nacional en el ejercicio democrático del voto, donde se pone sobre la mesa no solo la aprobación de la administración en curso, sino también el futuro de la democracia del país. 

Siendo los latinos el mayor grupo racial y étnico minoritario del país, así como el de mayor crecimiento, su participación está en el radar de todos.

Loading the player...

Representación en los escaños

Según explicó NBC News, la Cámara de Representantes de EE.UU. podría tener un número récord de miembros latinos después de las elecciones de este martes, pudiendo obtener hasta 45 escaños.

“Creemos que tendremos una nueva clase de latinos muy robusta en general”, dijo Arturo Vargas, director ejecutivo del Fondo Educativo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados (NALEO).

Para llegar a esa cifra, 34 titulares latinos tendrían que ser reelegidos o ser sucedidos por un latino, y 11 latinos que se presenten a puestos no ocupados por latinos también tendrían que ganar.

Si eso ocurre, “los latinos podrían ser más del 10%” de los 435 miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, dijo Vargas.

¿Quién reconoce el poder de nuestro voto?

Hay 34,5 millones de hispanos elegibles para votar este año, pero en las últimas elecciones alrededor de menos de la mitad han votado. Alrededor de dos millones de latinos han cumplido 18 años de edad desde el año 2020, según el Centro de Investigación de la Información y la Investigación sobre el Aprendizaje Cívico y el Compromiso.

Según continuó NBC News, la última entrega de NALEO de su encuesta de seguimiento de nueve semanas muestra problemas continuos de alcance a los latinos. Aproximadamente la mitad a nivel nacional dijo que nadie se había puesto en contacto con ellos para pedirles que votaran. El contacto con los latinos fue más alto en Arizona, donde el 57% de los latinos dijeron que habían sido contactados, y el más bajo en Texas, donde el 48% dijo que lo habían hecho.

Los demócratas fueron los que más contactaron, con un porcentaje más alto en Texas, donde el 70% de los latinos dijo haber escuchado a los demócratas. El porcentaje más alto de latinos que escucharon a los republicanos fue en Florida, 43%, pero el 55% escuchó a los demócratas.

¿Cuáles son las preocupaciones de los latinos a la hora de votar?

Según el Pew Research Center, para los votantes latinos registrados la economía es el principal tema que afecta a su voto de cara a las elecciones intermedias, seguido de la atención sanitaria, la educación, los delitos violentos y la política de armas.

Cuando se trata del índice de aprobación del trabajo del presidente, los votantes latinos tienen opiniones mixtas sobre Joe Biden, con un 45% que aprueba su desempeño laboral y un 54% que lo desaprueba. Mientras tanto, una clara mayoría de latinos (73%) dice que no quiere que el ex presidente Donald Trump siga siendo una figura política nacional.

De igual manera, el aborto ha aumentado su importancia como tema de voto para los hispanos que están registrados para votar desde la primavera: Ha pasado del 42% en marzo al 57% en agosto.

El aumento se debe principalmente a los demócratas hispanos y a los que se inclinan por los demócratas registrados para votar (42% en marzo y 63% en agosto). En comparación, el porcentaje de hispanos republicanos y de inclinación republicana registrados para votar que dicen que el aborto es una cuestión muy importante para votar se ha mantenido relativamente estable (43% en marzo frente a 48% en agosto).

El verdadero poder de nuestra voz

Según cifras de la Americas Society y el Council of the Americas (AS/COA), en las elecciones de mitad de período del 8 de noviembre, los votantes estadounidenses elegirán a 35 de los 100 senadores y a los 435 escaños de la Cámara de Representantes, decidiendo a su vez si entregan una o ambas cámaras del Congreso actualmente en control del partido demócrata a los republicanos.

Alrededor de 35 millones de latinos podrán votar en las elecciones legislativas de 2022, según Pew Research. Esto significa que el bloque representa el 14% del electorado, lo que los convierte en el segundo grupo racial/étnico más grande de votantes elegibles.

Para la demócrata de Florida, Debbie Mucarsel-Powell, elegida para la Cámara de Representantes de Estados Unidos en 2018, y quien perdió su escaño dos años después cuando su comunidad mayoritariamente latina dio un duro giro a la derecha, la participación latina en las elecciones intermedias son clave. 

“Fue una combinación de factores, pero la desinformación absolutamente fue parte de la razón”, dijo Mucarsel-Powell a CBS News sobre el impacto del voto latino.

Mucarsel-Powell señaló una campaña financiada por el Partido Republicano que difundió el temor de que los demócratas trajeran las políticas de los países socialistas de los que muchos latinos huyeron.

 Una encuesta reciente muestra que los demócratas tienen una ventaja de 27 puntos con los votantes hispanos a nivel nacional, pero es una fuerte caída de casi 40 puntos en 2018.

Sin embargo, como bien dicen los analistas, la única encuesta que realmente importa es el voto.