Acapulco y todo el estado de Guerrero están incomunicados tras el paso del huracán Otis. La ciudad balneario más famosa de México y sus áreas circundantes fueron golpeados duramente durante la noche por la tormenta.

“Pegó muy fuerte el huracán en Guerrero. En la Costa Grande, en Acapulco, en Tecpan, en todo ese tramo de Tecpan, Acapulco, Coyuca de Benítez, Juárez y otros municipios. Atoyac, los que están en esa franja, y todavía está afectando el huracán. Se han perdido las comunicaciones por completo”, dijo el presidente mexicano Andrés López Obrador sobre la situación.

Loading the player...

La sorpresa del huracán Otis

El huracán Otis tocó tierra cerca de Acapulco en la madrugada del miércoles. El martes el huracán sufrió una intensificación explosiva. Golpeó con furia a la ciudad en la madrugada, con vientos máximos sostenidos de 165 mph. En 12 horas, Otis pasó de ser una tormenta tropical a un huracán devastador.

“No hay ningún huracán registrado (en la historia) con esta intensidad en esta parte de México”, dijo el Centro Nacional de Huracanes en su informe del martes por la noche.

@latinus_us

El huracán #Otis tocó tierra en la costa de Guererro con categoría 5. #Latinus #InformaciónParaTi

♬ sonido original – Latinus

La tormenta se intensificó muy rápidamente. Los meteorólogos dijeron que se había “intensificado explosivamente” a 110 millas por hora en 24 horas, superando con creces la definición estándar de intensificación rápida, que es cuando una tormenta crece 35 m.p.h. en 24 horas.

Los daños causados por Otis en el oeste de México

Otis desató su furia sobre una costa salpicada de pueblos pesqueros y complejos turísticos de playa que se preparaban para su temporada alta de invierno. Además, “se trata de una situación extremadamente grave para la zona metropolitana de Acapulco”, declaró el Centro Nacional de Huracanes.

La ciudad tiene casi un millón de habitantes y esta es la primera vez que un huracán de esa magnitud golpea a un centro metropolitano tan grande en México. Los preparativos fueron mínimos por la velocidad en la que Otis pasó de ser tormenta a un huracán tan peligroso.

Acapulco quedó destrozado

Como todavía la tormenta sigue pasando y el área afectada está incomunicada, los efectos reales del huracán Otis aún son desconocidos. Sin embargo, las imágenes en las redes sociales ya hablan de unos daños aterradores en la ciudad y en las vías de comunicación terrestre.

Lo que sí se sabe es que gran parte de la ciudad está sin energía eléctrica. El puerto de Acapulco, uno de los más importantes del país está inhabilitado y el servicio celular es intermitente y pobre. Aun es muy pronto para que se sepa la magnitud del desastre.