10 Mitos de la comida mexicana

Estamos a punto de volarte la mente y tal vez, de paso, abrirte el apetito. Pero la verdad, lo más importante es …¡volarte la mente! Pues como todos ya sabemos a estas alturas de nuestras tristes vidas, el mundo está plagado de mentiras y engaños, y la comida no es la excepción. Así es, tu adorada comida también te miente. Prepárate para saber qué esconden los platillos mexicanos que has dejado entrar a tu casa (y a tu boca) desde chiquito.

¡El Burrito es tan mexicano como el Pay de Manzana!

Noms @lacantinatacos #lacantinatacos #whistlertacos #burritos

A post shared by Dominik Kalita (@dominikkalita) on

Fuente: @dominikkalita/Instagram

O sea que no es mexicano. En caso de que no lo supieran, el burrito fue creado en el Sur de Estados Unidos y es clasificado como comida Tex-Mex…Como Selena, pues. (Donald Trump lo aprobaría porque es en realidad una comida “gringa”).

¡Enchiladas Suizas que no son de Suiza!

Fuente: @thearilsbowl/Instagram

Resulta que las enchiladas suizas no tienen nada que ver con el país europeo y para comprobarlo, basta con verle la cara a un suizo cuando intenta comerlas. En realidad este platillo fue creado en un Sanborns… en serio. La historia cuenta que el platillo fue inventado por el ex-mayordomo de Maximiliano de Hamburgo en el Café Imperial, que luego se convertiría en el Sanborns de los Azulejos ubicado en el centro de la Ciudad de México.

¡Cacahuates Japoneses que no son tan japoneses!

giphy (1)
Fuente: World Meets Japan/YouTube/Giphy

Muy lejos de Japón, en el corazón de La Merced en la Ciudad de México, había un nombre llamado Yoshiegei Nakatan quien, según la leyenda, un buen día decidió preparar cacahuates envueltos con una mezcla de harina y especias. La gente iba a su puesto y pedía por “los cacahuetes del japonés”, el tiempo pasó y se volvieron “japoneses”, aunque en realidad son chilangos.

¡Carne a la Tampiqueña que en realidad debería llamarse Carne a la José!

giphy
Fuente: elgourmet/YouTube/Giphy

A finales de los años 30 en la Ciudad de México, se fundó el restaurante Tampico Club. Su dueño, el señor José Inés Loredo agregó al menú un platillo de su invención llamado “Carne a la tampiqueña”. Don José había vivido muchos años en Tampico donde era mesero y Presidente municipal (pues al parecer ganaba más de propinas que de su sueldo político), sin embargo no hay ninguna evidencia que señalé que el platillo tiene antecedentes en esa ciudad. Básicamente José le puso ese nombre porque quiso. Haz lo que quieras. Sé como José.

¡El misterioso origen del caldo Tlalpeño!

Un rico #caldotlalpeño #aguacate #queso

A post shared by Jessy Saucedo????? (@jessy_saucedo77) on

Fuente: @jessy_saucedo77/Instagram

El origen de este delicioso platillo es disputado entre Veracruz, Tlalpan en la Ciudad de México y Talpa en Jalisco. Sin embargo más allá de que cada región reclama su crédito, no existen pruebas reales acerca de cuándo o dónde fue creado. Lo que sí hay es mitos, por ejemplo se dice que fue creado como un remedio para la cruda del General Antonio López de Santa Ana o por una señora que vendía antojitos alrededor de la estación de tranvía de Tlalpan. La verdad está allá afuera.

Torta Cubana que es más bien… ¡torta del Zócalo!

Fuente: @jonasmorales/Instagram

Como ya se habrán dado cuenta, a los mexicanos nos encanta decir que algo es de donde no es. Cuenta la leyenda que hace muchos años había un puesto de tortas en la calle República de Cuba, en el centro de la Ciudad de México, que vendía tortas de “todo”, las tortas se volvieron muy famosas y se les quedó el nombre de cubanas.

¡Los tamales oaxaqueños son tamales veracruzanos! O viceversa…

#tamalesoaxaquenos #mazatlan #tamales #mole #mexicanfood #foodporn ?

A post shared by J.a. Llano (@cheffjallano) on

Fuente: @airpumo/Instagram

Resulta que estos dos estilos de tamales son tan parecidos que es casi imposible diferenciar al uno del otro: ambos se hacen con masa de maíz envuelta en hoja de plátano, ambos son cuadrados y ambos son rellenos de carne. La única diferencia es la salsa a base de tomate y guajillo, que se prepara ligeramente distinto en cada estilo. Palabra clave: “ligeramente”.

¡Sevillanas de Matehuala!

??? #colombia #obleas #cosascolombianas

A post shared by Colombia Es Pasión (@cosascolombianas) on

Fuente: @cosascolombianas/Instagram

Las deliciosas obleas rellenas de cajeta son consideradas por muchos como un dulce típico español, incluso en su etiqueta se muestra la imagen de dos mujeres españolas. Sin embargo son originarias de Matehuala, San Luis Potosí… Un poquito lejos de Sevilla, ¿verdad?. ¿La Coca-Cola de la foto? de la Coca siempre hemos estado conscientes de su gringo origen.

¡Flan napolitano ni de Nápoles, la ciudad ni de Nápoles, la colonia!

Fuente: @franciscodonosor/Instagram

El flan es originario del Imperio Romano, quienes lo preparaban dulce o salado. Con el tiempo la receta evolucionó, llegó a América y a México donde le pusimos queso y le llamamos Napolitano porque se nos hizo fácil.

¡Tacos árabes que son de Puebla!

Día del taco ??? #diadeltaco #taco #mexico #tacosarabes #puebla

A photo posted by Cecilia Moreno (@cesmoreno) on

Fuente: @cesmoreno/Instagram

En los años 30 un hombre llamado Jorge Tabe, de ascendencia Iraquí (no árabe) decidió que sería buena idea hacer un taco con pan árabe… y tenía razón. Eventualmente el platillo se volvió tan popular que llevó a la creación de una gran cadena de restaurantes: Don Eraki. Y no, los comensales de tacos árabes no somos terroristas (al menos no todos).

Facebook Comments