6 Comidas ‘Fast Food’ que México mejoró

credit: Phil Denton/Flickr

No es ningún secreto que a los mexicanos nos encanta ser creativos con la comida, especialmente con la comida extranjera. Es cierto que no inventamos la comida rápida pero nadie puede negar que la hemos corrompido para bien.

Sushi

Otros de los delicatesen callejeros mexicanos que poco tiene que ver ya con el original japonés, es el sushi. Aguacate, cilantro, mango y otros ingredientes que te topas en cualquier mercado de la colonia, hacen que este platillo de ojos rasgados, se haya vuelto tan mexicano como el mole.

Hamburguesas a la mexicana

El alimento gringo favorito de Torómbolo ha llegado para engordarnos, pero para nunca abandonarnos. Nuestras hamburguesas están saturadísimas de queso (pueden llevar amarillo, oaxaca y manchego en una sola entrega), carne gruesa a las brasas, aguacate, salsa macha, chipotle, vinagre y mucha, cebolla. Supera eso, Ronald Trump, perdón, McDonald.

Hot-Dogs

6791184424_7b5d765d3e_o

Los hot-dogs llegaron para quedarse y han mutado en un barroco ¿alimento? atiborrado de cebolla, piña, salsa macha, habanero y lo que se le ocurra al señor del puesto (la salchicha es lo de menos). Los llamamos “jochos” y son más ricos que los aburridos originales.

Pizza

Además de los experimentos hipster (de gusanos de maguey, de grillos o de flor de calabaza o huitlacoche), en cualquier lugar te puedes topar con una puesto de pizzas grasientas saturadas de queso, pepperoni o hawaianas (las más pedidas a nivel nacional). En México las pizzas son gordas, mejor si vienen con las orillas rellenas de queso y las hay con picante, chorizo y hasta con frijoles.

Tacos al pastor

El origen de los tacos al pastor¿En Puebla o el D.F.?

Posted by Somos mitú on Monday, February 8, 2016

Aunque la fracción poblana se adjudica su creación, estos compañeros del alma de todo mexicano que se precie de serlo, son la adaptación del shawarma, comida árabe a base de ternera que se sirve de un trompo. En México son mejores que los originales, gracias al pico de gallo, la piña y las salsas. Los amamos, maldita sea.

Papas a la francesa

maxresdefault

Ni siquiera los franceses saben si ellos las inventaron, pero los mexicanos las comemos todo el tiempo, aunque odiemos a Florence Cassez. Si bien las originales son más discretas, acá las pedimos nadando en queso derretido, con salsa picante (la cátsup es aburrida) o rajas…y no necesariamente como acompañamiento de una hamburguesa como dicta el protocolo.

Facebook Comments